Publicado el

Dormir con niños en el mismo colchón: ¿es recomendable?

Dormir con niños en el mismo colchón

¿Tienes niños y te ha pasado que quieren dormir contigo? ¿Has dejado que duerman en la misma cama una vez y ya no puedes hacer que duerman en su habitación? ¿Dormir con niños en el mismo colchón es aconsejable? Hoy, desde Uncolchon.es, te vamos a brindar un análisis detallado sobre este tema, para que sepas cuáles son las desventajas vinculadas con ello.

Dormir con niños en el mismo colchón: problemáticas asociadas

Muchos padres (solteros o en pareja), hoy en día y, desde siempre, sienten la necesidad de tener cerca a sus niños debido a que la cercanía les genera sensación de cuidado y protección. Pero ¿cuáles son las desventajas de dormir con niños en el mismo colchón? ¡Presta atención! En este apartado, te lo contamos.

Dormir con niños en el mismo colchón: incidencia sobre el mecanismo de conciliación del sueño 

Cuando el niño duerme en su cuarto, es probable que se despierte en algún momento durante el proceso normal del sueño. Para contrarrestar esta situación, el niño naturalmente y, desde una perspectiva psíquica y fisiológica, intentará conciliar el sueño individualmente y en su propia cama. En cambio, si se encuentra en la cama de sus padres, se acostumbrará a estar acompañado y, en el momento en el que tenga que efectuarlo en soledad e independencia, existen altas probabilidades de que este fenómeno no se lleve a cabo de manera adecuada.

Dormir con niños en el mismo colchón: mal descanso

La incomodidad que se experimenta en una cama ocupada con una pareja y niños es evidente. La imposibilidad de distenderse cómodamente en la cama puede afectar la calidad y la cantidad del descanso. Esto genera que el rendimiento durante el día se vea afectado.

A pesar de que existan opciones de colchones de gran tamaño Queen y King Size, que pueden neutralizar estas complicaciones espaciales, por todos los restantes ítems de esta sección, insistimos en que no es recomendable dormir con niños en el mismo colchón.

Dormir con niños en el mismo colchón: problemas de pareja

La cama es un espacio de intimidad para la pareja. La mayoría de las parejas se encuentran con el otro en el horario del descanso luego de una ardua jornada laboral. Por ese motivo, es imprescindible que este momento se preserve para  fortalecer los vínculos entre los padres sin la presencia de los hijos. Esto no significa que la cama no pueda ser un espacio compartido en determinadas circunstancias, como pueden serlo mirar una película en familia o compartir un desayuno un fin de semana. No obstante, es importante que los niños comprendan que son ocasiones especiales.

Dormir con niños en el mismo colchón: afecciones en la salud

Los padres suelen fumar en sus dormitorios. El tabaquismo no solamente afecta a los fumadores activos, sino también a los pasivos. Si los niños comparten el lecho con sus padres y estos fuman, se convierten en fumadores pasivos. Esta situación puede ocasionar problemas respiratorios infantiles.

Por otra parte, existen muchos casos de niños de edades variables que han sufrido aplastamientos por parte de sus padres durante el sueño. Otras de las complicaciones implican dolores musculares y en las articulaciones por no contar con el espacio físico adecuado para lograr un descanso óptimo.

Hemos llegado al final de este artículo sobre los aspectos negativos íntimamente relacionados con dormir con niños en el mismo colchón. En cada una de nuestras tiendas, encontrarás los mejores productos y el mejor asesoramiento. ¡No dudes en contactarte con nosotros ante cualquier duda!

Si este análisis ha sido de tu agrado, puedes seguir leyendo otros de los artículos de Uncolchon.es, especialmente creados para ti:

El descanso en camas Queen y King size

La importancia de probar un colchón antes de comprarlo

 

 

 

Publicado el

¿Cómo debe ser un buen colchón para niños?

un buen colchón para niños

Tener un buen descanso es esencial para el correcto desarrollo de un niño. Durante las horas de sueño, los niños deben reponer las energías que han gastado y que han invertido a lo largo del día. Pero ¿cómo puede un padre cuidar el descanso de un niño? La respuesta es sencilla. Lo importante es focalizar la atención en la compra de un buen colchón para niños. En este artículo, te vamos a dar una serie de buenos consejos para que conozcas cómo debe ser el mejor colchón para un niño. Y así garantizar el cuidado tanto de su salud, así como de sus sueños.

Un buen colchón para niños: características generales

En este apartado, vamos a presentarte las particularidades que deben tener los colchones destinados al descanso óptimo de los niños. ¡Presta atención! Esto es todo lo que necesitas saber para tomar una buena decisión respecto a colchones.

Comodidad

Es imprescindible que un buen colchón para niños sea cómodo. ¿Pero cómo establecer los parámetros de comodidad? En efecto, es importante tener en cuenta que la comodidad será un factor variable. Es decir, que dependerá de cada niño, más allá de que existan elementos comunes. Por esta razón, te aconsejamos que, a la hora de comprar un colchón, el niño lo pruebe y que, si es posible por su rango de edad, indique si le resulta o no cómodo.

Durabilidad

En la mayoría de las ocasiones, un colchón durable está asociado con un mayor valor en el mercado. Dentro de este contexto de compra, es esencial analizar la relación entre precio, calidad y durabilidad. Te recomendamos que evalúes la posibilidad de priorizar los aspectos positivos como este, a pesar de tener que invertir una cantidad de dinero quizá un poco mayor.

Equilibrio entre dureza y flexibilidad

Un buen colchón para niños, desde una perspectiva general, debe incorporar una justa armonía entre su dureza y su nivel de flexibilidad. Esto tiene una particular importancia, ya que se evitarán contracturas y/o dolores asociados con un alto nivel de flexibilidad o de rigidez sin que prevalezca una coexistencia de ambos. Además, posibilitará la distribución adecuada del peso del niño.

Sistema de ventilación adecuado

Este es un factor que generalmente no suele ser tenido en cuenta. El mantenimiento de la temperatura corporal del niño es fundamental para que su descanso sea efectivo. Para poder lograrlo, los materiales que componen el colchón deben permitir la transpiración y la ventilación adecuada. De este modo, el niño podrá disfrutar de un mejor descanso sin interrupciones.

Funda protectora

Los niños suelen ensuciar el colchón con una mayor frecuencia que los adultos. Por esta razón, se aconseja que un buen colchón para un niño tenga su correspondiente funda protectora. Como consecuencia de ello, el proceso de higienización será más sencillo. Te recomendamos que tengas a disposición varias de estas fundas para ser lavadas e intercambiadas con frecuencia.

Si este artículo sobre cómo detectar un buen colchón para niños ha sido de tu agrado, te invitamos a que sigas leyendo los siguientes artículos de Uncolchon.es:

Los mejores colchones para el descanso perfecto

Tienda de colchones especialista en descanso