Publicado el

Cómo incide el sueño en la productividad laboral

Cómo incide el sueño en la productividad laboral

¿Te ha pasado que llegas a la oficina y no puedes realizar tus tareas habituales con la misma energía porque has dormido poco durante la noche? ¿Tienes que renovar el colchón porque te provoca mal sueño y no rindes en el trabajo? Presta atención a este artículo, porque te mostraremos el modo en el que afecta el sueño en la productividad laboral y de qué manera incide la compra de un buen colchón.

El sueño en la productividad laboral: características generales

Dormir bien es esencial para la salud y para desempeñar todas las tareas diarias con éxito y, especialmente, las laborales. Todo nuestro cuerpo necesita descanso y renovación de energía, pero particularmente el cerebro requiere reposición energética cotidiana para alcanzar el rendimiento deseado. Se recomienda que toda persona debe dormir aproximadamente unas 7 u 8 horas para renovar su cerebro.

Desde una perspectiva científica, se considera que durante el ciclo del sueño se produce un incremento de las células que se encargan de la formación de la mielina (oligodendrocitos), una sustancia que se encuentra en las neuronas y que posibilita la sinapsis nerviosa.

Sin embargo, debido al ritmo vertiginoso en el que vivimos, muchos de nosotros invertimos poco tiempo en dormir o no adquirimos un buen colchón y almohadas para mantener una salud adecuada y equilibrada.

En efecto, entre las consecuencias de dormir mal, se pueden considerar las siguientes: irritabilidad, falta de concentración, fallas en la memoria, somnolencia, problemas en lo que respecta a las relaciones interpersonales, mayor tendencia al padecimiento de depresión y ansiedad, junto con problemas de índole cardiocirculatorio, debilitamiento del sistema inmunológico, entre otros.  Todo ello repercute directamente sobre la salud del trabajador y, como resultado, en el rendimiento y en la productividad laboral.

El sueño en la productividad laboral: renueva tu colchón

Para poder neutralizar esta situación, es importante consultar con un profesional de la salud, pero también analizar si estamos durmiendo en un colchón adecuado y si la almohada que empleamos colabora con nuestro buen dormir.

Pero para que esto puede llevarse a cabo, es importante contar con el colchón que más se adecue a tus necesidades y a tu estructura corporal específica.  Por ello, te aconsejamos que realices un cambio de tu colchón al menos cada año y medio o dos años.

A su vez, verifica si la almohada que estás utilizando tiene la suficiente consistencia y firmeza como para darte un buen descanso.

Desde Uncolchon.es, estamos preparados para brindarte todo el asesoramiento que necesites para mejorar tu calidad de sueño y de vida. ¡Consúltanos lo que desees!

Hemos llegado al final de este artículo sobre cómo incide el sueño en la productividad laboral y el modo en el que se puede solucionarse esta problemática por medio de la compra de un buen colchón. Asimismo, te invitamos a que sigas leyendo los siguientes artículos que podrían ser de tu agrado y/o interés:

Cómo prevenir el dolor de cuello

Los mejores colchones para el descanso perfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.