Publicado el

¿Cuál es la importancia de reemplazar el viejo colchón por un colchón nuevo?

colchón nuevo

Está comprobado que el ser humano pasa aproximadamente un tercio de su vida en la cama.  Esto hace que un buen colchón sea una parte esencial en la vida de una persona. Por esto, desde Uncolchon.es queremos que lo sepas todo sobre los mejores colchones. En este caso, te hablaremos de los colchones viejos y de los riesgos que puede correr tu salud al seguir usándolos. Así como de la importancia de comprar un colchón nuevo.

Un colchón promedio puede tener una vida útil de alrededor de ocho años. Después de que pasa ese periodo de tiempo, este comenzará a deteriorarse y eso puede influir en nuestra salud. El uso de un colchón viejo puede acarrear los siguientes problemas:

Aparición de chinches por no reemplazar el viejo colchón

Es muy normal que el paso del tiempo  haga que nuestro colchón se convierta en un buen lugar para que las chinches se sientan cómodas.  Estos pequeños insectos especialistas en generar picazones y malestar, una vez que se instalan en el colchón, es muy difícil erradicarlos. Las chinches se detectan cuando, como dijimos antes, notamos pequeñas picaduras.  También es posible identificarlas cuando encontramos pequeñas manchas rojizas en el colchón. Igualmente, podremos detectar las chinches observando bien las costuras a lo largo del colchón, ya que estos insectos tienden a refugiarse allí.

Dolores que se minimizarían con un colchón nuevo

Es muy posible que hasta el mejor colchón pueda perder su textura con el tiempo. Esto trae muchos problemas, como los dolores de cuello y espalda. De este modo, cuando el colchón comienza a ceder y se deforma, hace que nuestro cuerpo pierda su soporte habitual.  Esto es lo que genera que en la cama adoptemos posturas que fuerzan el cuello y la espalda.

Claro está que esto llevará a que no se pueda tener una buena noche de sueño. Es posible prolongar un poco la vida de ese colchón. Mediante giros y cambios de posición, pero esto solo durará muy poco. Lo mejor para la salud siempre será cambiar ese colchón por uno nuevo.

Reemplazar el viejo colchón por un colchón nuevo: bacterias

Cuando nuestro colchón envejece, no solo se convierte en un lugar perfecto para los insectos. También puede alojar nuevos huéspedes, como las bacterias. Una gran variedad de bacterias y hongos patógenos habitualmente encuentran hogar en un colchón viejo. Muchas de estas bacterias pueden provocar enfermedades en la piel, infecciones en el tracto urinario y virus graves. Si se llega a este punto, hay que cambiar sí o sí ese colchón.

Reemplazar el viejo colchón por un colchón nuevo: moho

Si nuestra cama está ubicada en un lugar que no tiene mucha ventilación o sufre de humedad, es muy posible que nuestro colchón viejo enseguida se vuelva susceptible a padecer la presencia de distintas zonas de moho.  Las esporas de moho pueden hacer que se gesten reacciones alérgicas que traerán mucho malestar, tos y molestias en los ojos, entre otras cosas.

En conclusión, las señales de que debemos cambiar nuestro colchón soy muy claras y precisas y seguramente serán detectadas fácilmente. Si nos levantamos cansados por las mañanas,  si el colchón comienza a demostrar síntomas de roturas o, al acostarnos, sentimos que hay anormalidades que antes no estaban, si sentimos que el colchón ya está hundiéndose, o si simplemente nos levantamos con dolor de espalda; es muy claro que ese colchón necesitará un cambio urgente.

Si este artículo sobre los riesgos de utilizar un colchón viejo ha sido de tu agrado, te invitamos a que sigas leyendo los siguientes artículos de Uncolchon.es:

Consejos para mantener un canapé en buen estado

Los mejores colchones para el descanso perfecto

2 comentarios en “¿Cuál es la importancia de reemplazar el viejo colchón por un colchón nuevo?

  1. […] no se regenera correctamente y comienza a responder de manera negativa. Especialmente si tenemos un colchón viejo y tenemos que cambiarlo. A algunos les da por el mal carácter, otros por ser incapaces de concentrarse y, a otros, por […]

  2. […] volvemos a un ritmo de vida estresante. Incluso, cuando entrenamos y luego descansamos sobre un colchón súper incómodo y viejo, porque pensamos que dormir es dormir. Unos buenos hábitos se consiguen tratando de cortar por lo […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.